Belleza

Ataca las manchas en la piel del rostro con estos consejos

Factores como la edad, los cambios hormonales, la exposición frecuente al sol, algunos medicamentos o cosméticos, son algunos de los factores que pueden generar manchas en la piel del rostro.Vamos a enseñarte cómo puedes aliviar este problema que muchas veces afea nuestro rostro.

Aprende cómo evitar estas manchas en el rostro

Antes de  realizar algún tratamiento, ya sea médico o casero como el que vamos a explicar a continuación, siempre es bueno atender los hábitos alimenticios. Comer bien favorece no solo la salud de la piel sino del organismo en general.  Otras medidas generales son usar protector solar, hidratar la piel de manera constante, retirar el maquillaje, limpiar el rostro en las mañanas y antes de dormir, etc.

Exfolia tu piel en casa con productos naturales

Se recomienda exfoliar la piel de una a dos veces por semana para evitar que la acumulación de células muertas modifique la tonalidad natural de nuestra piel. Para ello podemos utilizar azúcar, ya sea blanca o morena, considerando que la blanca es mucho más fina procurando una exfoliación más superficial y la morena, por ser un poco más gruesa, procura una limpieza más profunda. Mezclamos el azúcar de preferencia con aceite de oliva, aceite de almendras o con la crema de limpieza habitual. Aplicamos sobre la piel y masajeamos hasta perder los granos, de esta manera eliminamos la mayor cantidad de células muertas. Aclaramos luego con agua tibia.

Otra mezcla que podemos utilizar para exfoliar y también para aclarar es la realizada con bicarbonato sódico, leche y zumo de limón. Utilizando proporciones que nos den una mezcla ni tan fina ni tan gruesa, exfoliamos durante unos minutos, culminando el proceso con suficiente agua, de preferencia tibia. Esta exfoliación es mejor realizarla durante la noche para evitar alguna irritación luego de la exfoliación y la exposición al sol.

Mascarillas para aclarar la piel

Para ir aclarando la piel de forma natural se puede preparar una mascarilla a base de copos de avena natural, leche, miel y limón. En un tarro colocamos dos cucharadas de copos de avena, los cubrimos con leche y dejamos reposar hasta que ablanden. Seguidamente se coloca el zumo del limón y una cucharada de miel. Las cantidades pueden ser menores, todo depende de las zonas que desees aclarar. Colocamos la mezcla sobre la cara tal cual si aplicáramos una mascarilla, la dejamos de veinte a treinta minutos y procedemos a retirarla con suficiente agua fresca. Ya verás lo limpia y luminosa que queda la piel. Con su uso repetido aclarará la piel o manchas que se tengan.

Paso seguido colocamos sobre el rostro, también al estilo mascarilla, un yogurt natural sin azúcar y que sea bien ácido, no los que venden con baja acidez. Se deja durante veinte minutos y luego se lava bien la cara. El yogurt limpia, nutre, suaviza y aclara la piel.

Finalmente puedes colocar un tónico natural y también aclarante realizado con té de manzanilla. Se deja reposar por ocho  minutos luego de la cocción  y se coloca en la cara con un algodón. No es necesario que remuevas el tónico de la piel ya que está pensado para que lo absorba.

Estos tratamientos los puedes realizar un par de veces por semana. Son económicos, sencillos, y lo mejor es que usan solo productos naturales. Dale a tu rostro el cuidado que merece con estos tratamientos.