Belleza

Cómo proteger tu cabello del sol, el cloro y agua salada

aprende a proteger tu cabello

Cuando te enfrentas a una gran cantidad de radiación solar tu melena se ve muy afectada. ¿Qué cosas pueden ocurrirle? Resequedad, fragilidad y caída. La sal, y el cloro también maltrata mucho tu pelo. Durante el verano el cabello sufre una gran deshidratación, pierde nutrientes y este acaba sin brillo y se hace difícil de manejar. Consiéntelo y sigue al pie de la letra los cuidados que te mencionaremos sobre cómo proteger tu cabello del sol, el cloro y agua salada.

aprende a proteger tu cabello

El sol maltrata tu largo cabello

Debes tener presente que cualquier periodo del año, siempre que salga el sol deberás cuidarte, sobre todo si vas a exponerte por mucho tiempo. Antes de salir al sol, trata de aplicarte productos que te protejan. Los rayos del sol secan la epidermis y afecta el pH del cuero cabelludo trayendo como consecuencia la aparición de caspa. Evita el sol entre la 1pm y las 5pm pues a estas horas está mucho más caliente, tu cabello sufre tanto como tu piel, así cuídalo y consiéntelo.

Cuando decidas tomar el sol ten el cabello limpio porque la grasa de este en combinación con el salitre, el cloro o los rayos del sol contribuye también la caída.

Protector solar para el pelo casero

Hay muchos productos que te sirven como protector en el mercado como geles y lociones pero generalmente estos suelen ser muy costosos. ¿Por qué no creas tu propio protector? Así protegerás tu melena de los efectos dañinos del sol.

  • Semilla de uva y agua de rosas: añade 5 gotas de este aceite en 250ml de agua de rosas, colócala en una botella que te sirva como splash. Agite bien y aplícalo antes de salir a exponerte a las radiaciones solares. Este aceite actúa contra el daño solar y el agua de rosas te dará un aroma floral increíble.
  • Aceites y vitaminas: caliente a baño maría media taza de aceite de oliva y una cucharadita de cera de abejas. Una vez que lo retire añada 2 capsulas de vitamina E y una cucharadita de aceite esencial. Calienta media taza de agua destilada y un poco de aloe vera hasta que tenga una contextura suave. Junta las dos mezclas y deja reposar por unos 20min. Y así tendrás tu propio protector solar.

¿Qué hay del cloro? protector solar para el pelo casero

Observa los productos para proteger el cabello del cloro de la piscina. El cloro por lo general reseca la fibra capilar y si tienes el cabello teñido se verá afectado el color de tu pelo, también podrías usar un champú anti cloro.

¿Daña el cabello las piscinas?

A una buena medida de piscinas les aplican cloro lo cual sirve para desinfectar el agua. El agua contiene pequeñas porciones de cobre y manganeso, el cloro reacciona con los metales para generar la oxidación, lo que transforma los metales en verde. La exposición de estos puede causar un color verdoso. Este químico suele blanquear el cabello y más aún al combinarse con el sol al aire libre.

Cuídate del agua salada

¿Sabías que la sal y la arena irritan el cuero cabelludo? Recuerda que la sal del mar lo reseca, así que cuando vayas a bañarte procura usar gorros y trata de no mojar tu cabeza en demasía.

Aceites que resguardan tu cabello

Estos productos para proteger el pelo del sol te serán muy útiles. El aceite crea una capa protectora para el cabello, hay una gran diversidad de aceites que te ayudaran:

  • Aceite de Jojoba
  • Aceite de Sésamo
  • Aceite de Girasol
  • Aceite de Oliva
  • Aceite de Coco

Consejos prácticos sobre cómo proteger tu cabello del sol, el cloro y agua salada

Si vas la piscina o a la playa al salir enjuaga tu cabello con agua dulce. En la tarde debes lavarlo con un champú suave y al salir de la ducha péinalo y desenrédalo.

Aplíquese mascarillas como manteca de cacao que suavizara y renovara el pelo maltratado.

Nutrición e hidratación, utiliza acondicionadores después del lavado, y cada 15 días aplícate un producto que te nutra. Hacer esto te devolverá la suavidad y el brillo que tanto deseas. Aprovecha estos prácticos consejos sobre cómo proteger tu cabello del sol, el cloro y agua salada.