Moda

Moda retro: volvieron los pantalones acampanados

Los pantalones acampanados volvieron, otra vez. Sí, otra vez. Hay una oleada que nos recuerda la década de los 90, que fue la última vez que los vimos, y un cierto vestigio que imperó entre el 2000 y 2001, luego, desaparecieron, quedando solamente en la vestimenta de quienes tienen un estilo único. Pero es importante recalcar que, siendo una moda, será válido para todos, con sus respectivas reglas, aunque ciertamente, hay quienes deberían usarlos todo el tiempo para equilibrar su figura.

Pantalones acampanados

La moda retro de los pantalones acampanados tuvo su mayor auge entre las décadas de 1960 y 1970, llevándolos a extremos muy pronunciados, en los cuales la forma del corte del pantalón quedaba bien adherida en los muslos y muy anchos a partir de la pantorrilla. Hasta los momentos la tendencia ha sido mantener un corte más recto que se acampana un poco en la bota.

Este tipo de pantalón luce muy bien en jean o telas gruesas oscuras. Si se quiere usar en colores claros, será mejor adquirirlo en una tela liviana, sugiriendo un estilo etéreo, acorde a una velada de tipo cóctel o al aire libre.

Las botas anchas

El pantalón de bota ancha sirve además para equilibrar la figura en personas que tienen anchas las caderas, como es el caso de las embarazadas. La ropa de maternidad tiene un amplio repertorio de botas anchas para darle equilibrio a la figura femenina en plena gestación, así que es un estilo apropiado para lucir la barriguita.

Si vas a usar el pantalón acampanado en jean, te sugerimos los zapatos de punta, ¡quedan geniales! Logran un equilibrio en el atuendo y así no se verá tan informal, ni como un disfraz de otra época. Ahora bien, si quieres verte retro pero sin parecer que andas en una fiesta de época, te sugerimos combinarlo con una camisa  sin hombros, de estilo campesino, eso también mantiene la armonía de la figura logrando un lindo outfit primaveral.