Belleza

Mejora tu cutis con las propiedades de la avena

Chica que usa avena para mejorar el aspecto de su rostro

El cutis es una de las partes más sensibles de nuestra cara, por lo tanto mantener un mantenimiento de nuestro rostro no solamente nos ayudará a lucir mejor estéticamente sino que también hará nuestra piel mucho más saludable. Además, tenemos que tratar nuestro rostro con sumo cuidado al igual que el resto de nuestra piel, ya que es una de las zonas que pasan mayor tiempo expuestas a los agentes externos y radicales libres.

Chica que usa avena para mejorar el aspecto de su rostro

Exfoliar el rostro con avena es una alternativa natural sumamente efectiva y mejor que cualquier otro exfoliante. Muchos de los exfoliantes que encontramos en las tiendas de cosméticos o farmacias están compuestos a base de miel, azúcar, limón, entre otros componentes naturales, al igual que muchas recetas en internet.

Uso principal de la avena

Sabemos que la Avena es un alimento depurativo. Gracias a la cantidad de aminoácidos que contiene, estimula ciertos procesos del organismo como la producción de lecitina en el hígado, encargándose de la limpieza completa de las toxinas en el organismo. El consumo de avena es bueno para preservar las paredes de las arterias. La fibra irá eliminando los depósitos de grasa acumulados en las paredes de estas, protegiendo al organismo de problemas cardiacos causados por el colesterol.

El mismo proceso que realiza en nuestro organismo lo hace en nuestro rostro. Al colocar avena en nuestra piel, esta neutraliza las toxinas, limpiando las distintas capas de la piel desde lo más profundo. En este caso, libera el poro de todo el daño causado durante el día, dejándolo completamente limpio y libre de oxidantes.

Mascarillas de avena

La avena es tanto provechosa para la piel como para la alimentación. Gracias a sus propiedades antioxidantes, rejuvenece la piel considerablemente y la hidrata. Te recomendamos dos tipos de mascarillas totalmente naturales que puedes realizar para hidratar tu piel y rejuvenecerla.

Avena para preparar tu mascarilla

Mascarilla para hidratar el cutis:

En un bol, coloca una taza de leche junto con una taza de avena. Deja que el cereal la absorba por unos minutos y aplícala sobre la piel, permitiendo que esta actúe por un tiempo de quine a veinte minutos, y después la retiras con abundante agua fría. Puedes repetir este tipo de mascarilla dos o a tres veces a la semana por dos semanas (no más de ahí) y notarás los cambios. Esta mascarilla está pensada para personas que sufren de resequedad en el rostro, así como aquellas que reciben mucho sol diariamente.

Mascarilla para rejuvenecer el cutis:

En un bol mezcla un huevo completo con una taza de limón y unas tres cucharadas de avena en polvo. Puedes pasar la avena en hojuelas por un procesador. Realiza una mezcla homogénea y colócala en el rostro, dejándola actuar hasta que se seque por completo. Picará un poco pero es normal, y es debido a que la avena está realizando su trabajo. Después de unos diez minutos retira la mascarilla con abundante agua tibia y finalmente agua fría para que los poros se cierren haciendo que se mantengan herméticos. Puedes repetir la mascarilla solo dos veces a la semana.

 

No es necesario que gastes grandes sumas de dinero en tratamientos faciales. Con estas sencillas recetas no sólo cuidarás tu rostro con ingredientes naturales, sino que ni siquiera tendrás que salir de tu casa.