Belleza

Consigue unos labios hidratados y mejora su apariencia

Una chica joven mostrando sus labios hidratados

El efecto del clima o los cambios de temperaturas pueden afectar nuestros labios, volviéndolos algo agrietados o resecos. Sin embargo, esto tiene solución siguiendo algunos tratamientos caseros eficaces para hidratar los labios y devolverles su lozanía y sensualidad.

Una chica joven mostrando sus labios hidratados

Cómo tener labios hidratados por más tiempo

Se debe tener a mano una brocha de las que usamos para aplicar la máscara de pestañas. En algunos lugares las venden por separado, pero resulta más económico si reservamos aquella o aquellas que nos queden luego de que la máscara de pestañas haya cumplido su labor y debamos desecharlas. En este caso solo limpiamos muy bien la brocha, retiramos los restos de maquillaje con un gel, jabón o aquello que usemos como desmaquillante y lo mantenemos guardado para usarlo en casos como este. También debes tener una barra de manteca de cacao para los labios o de cualquier sabor o fragancia de tu preferencia, que por lo general suelen ser de glicerina.

Para una apariencia de lujo

Toma el cepillo de pestañas y lo untas muy bien con la manteca de cacao. Asegúrate de usar suficiente cantidad, que el cepillo quede blanco. Úntalo con fuerza girando el cepillo y tomando bastante de la barra. Luego lo pasas sobre los labios de forma suave, de punta a punta, distribuyendo muy bien la manteca de cacao. Paso seguido frotas los labios con el mismo cepillo, ejerciendo algo de presión pero sin pasarse. Recordemos que la piel de los labios es bastante delicada.  Esto lo realizas por unos cuantos minutos hasta que notes la absorción del producto. Finalmente con una toalla de papel, suavemente retiras el exceso, solo bastan unos pequeños toquecitos.

El procedimiento es bastante sencillo,  se trata de una exfoliación de los labios con resultados efectivos que se notan de inmediato. Lo mejor es hacerlo de noche para evitar alguna irritación o manchas adicionales al tener contacto con el sol.

Trucos caseros sencillos de ejecutar

También puedes utilizar un cepillo de dientes pequeño de cerdas muy suaves, untándolo con vaselina. Una cantidad moderada se aplica sobre los labios frotándolos en forma circular por varios minutos. De inmediato notarás que esos residuos de piel seca o cueritos levantados comienzan a desprenderse dejando unos labios sanos, hidratados y perfectos. Con una pieza de papel sanitario o toallita de papel, igualmente retiras el exceso de vaselina con pequeños golpecitos o tanteos, siempre con suavidad. Al final aplicas con la yema del dedo un poquito más de vaselina y la dejas para finalizar la hidratación.

Luego de exfoliar los labios, existe un preparado perfecto para darles mayor hidratación.  Consiste en utilizar una cucharadita de canela y vaselina. Se unen ambos elementos hasta obtener una mezcla o pasta compacta y homogénea, la aplicas con la yema de un dedo sobre los labios y la dejas actuar durante unos diez minutos. Una vez transcurrido este tiempo lo retiras con abundante agua tibia. Seguidamente se extiende una fina capa de vaselina sobre los labios, y verás que ya estás lista para presumir de una hermosa sonrisa.

Realizar este tipo de tratamientos una o dos veces al mes te garantizarán unos labios hidratados y hermosos, pero sobre todo muy sanos.